Consecuencias del control de natalidad en China

revolucion sexual china

Quizás sabías que se había impuesto un control de natalidad en China, pero lo que posiblemente ignorabas es que durante el régimen comunista chino uno no elegía su pareja, la revolución de Mao convirtió a las parejas en compañeros no en amantes, era el partido comunista el que escogía a los cónyuges.

Al igual que en el mundo occidental la religión quiso cohibir a la gente, en China el régimen comunista quiso condenar el sexo por placer, el sexo sólo debía servir para reproducirse, las mujeres debían ser pequeñas fábricas de niños comunistas. Así millones de personas contrajeron matrimonio sin amor y sin sexo y quienes se enamoraban eran castigados.

Las consecuencias de todo esto se han hecho evidentes en los estudios realizados en los últimos años, por ejemplo en 2004 una encuesta reveló que sólo el 20% de los hombres chinos sabe donde está el clítoris, y el 50% de las mujeres nunca han disfrutado de un orgasmo.

Además de esto, la ignorancia en temas de sexualidad y la falta de atracción sexual han tenido como consecuencia que muchas personas sufran disfunciones sexuales, y que ni siquiera les den solución porque es un tema tabú. Algunos hasta hace unos años ni tan siquiera sabían en qué consistía eso de mantener relaciones sexuales. – más de uno habrá empleado el método P. Tinto –.

Hoy en día ciertas generaciones no llevan nada bien el tema de la liberación sexual, y sigue estando mal visto cosas como tener hijos fuera del matrimonio. Lo que no se imaginaba Mao es que el tiro le iba a salir por la culata, resulta que tanto control de natalidad ahora se ha convertido en una ventaja para la mujer.

La parte positiva del control de natalidad

Lo que en principio había sido concebido como un plan para controlar la natalidad de un país de corte más bien machista, resulta que se ha acabado convirtiendo en un grave problema cuando esas generaciones han llegado a la edad adulta.

La preferencia era tener un niño, se consideraba más útil ya que podía ayudar en el campo y todo eso, algunas parejas incluso recurrían al aborto en varias ocasiones hasta lograr tener un feto barón. La consecuencia de esto hoy en día es que se calcula que en China hay más de 50 millones de hombres que con toda probabilidad jamás llegarán a tener mujer ni descendencia, la población está descompensada y esto ahora beneficia a la mujer.

El control de natalidad ha resultado ser muy positivo para la mujer, la ha liberado de la presión de tener varios hijos y le ha dejado más tiempo para educarse y trabajar, lo cual ha impulsado notablemente la revolución sexual china. – La imagen de arriba no es nada con lo que se puede ver por ahí –.

La mujer china ahora tiene donde escoger, se puede permitir el lujo de ser muy exigente ya que sobran candidatos. El poder de las mujeres va en aumento y de hecho ahora casi que se hace más interesante tener hijas.

Lo que pasa es que los hombre tampoco se van a quedar de brazos cruzados, ellos quieren sexo, y con tanto soltero es imposible que no florezca la prostitución y la pornografía, por mucho que el gobierno se esfuerce.

China tiene serios problemas sociales, y serios problemas con las redes de prostitución que captan chicas que vienen del campo a la ciudad, chicas que no tienen educación sexual alguna y contraen todo tipo de enfermedades de transmisión sexual… ya veremos cómo solucionan todo esto.

Artículos relacionados

Alfred KinseyAlfred Kinsey

Soluciones a la Eyaculación retardadaSoluciones a la Eyaculación retardada

Cáncer analCáncer anal

Clamidia o chlamydia trachomatisClamidia o chlamydia trachomatis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>