Dilatación anal

La dilatación anal forma parte de cualquier practica sexual que incluya la penetración anal, se trata de un proceso lento pero necesario para evitar cualquier tipo de dolor o molestia, lo ideal es hacerlo con lubricante y, por qué no, con ayuda del algún juguete sexual como los plug anales o los dilatadores anales hinchables.

Tanto mujeres como hombres disfrutan del sexo anal, hay que ir desterrando esa idea de que por disfrutar de una penetración anal un hombre es gay.

Como para muchos el sexo anal sigue siendo un tema tabú, o lo dieron por imposible tras alguna experiencia dolorosa – por hacerlo mal probablemente –, a más de un@ le sorprenderá, pero los aficionados a la dilatación anal consiguen diámetros de 8 cm y más.

Si no te haces una idea o no tienes un metro a mano, te cuento que equivale al grosor de dos penes. Algunos meten no sólo consoladores gigantes, sino también pepinos, calabacines, zanahorias, botellas o latas de cerveza, todo tipo de envases con formas fálicas, que sin duda pueden provocar algún daño si no se va con cuidado.

Hay quien incluso se mete teléfonos móviles y hasta bombillas… pero francamente, si es por ahorrar la verdad que no merece la pena correr el riesgo, hoy en día se pueden comprar consoladores, plugs anales y otros muchos juguetes sexuales especialmente diseñados para esta practica, que son baratos, seguros y fáciles de limpiar.

Lo más aficionados, aquellos que se deleitan viendo anos dilatados, suelen experimentar con el espéculo anal o rectal, un instrumento médico que se viene utilizando desde hace ni se sabe – ya los griegos los usaban… –, justamente para observar el interior de nuestros orificios, pero que al mismo tiempo ayuda a la dilatación.

Como comentaba al comienzo, para disfrutar de este tipo de penetración y conseguir una dilatación anal sin dolor, es importante ir sin prisas, poco a poco. También podemos echar mano del gel o spray dilatador, unos productos que ayudan a relajar los tejidos y el esfínter, algo imprescindible cuando la idea es practicar fisting y otros juegos extremos.

Si quieres disfrutar de tus primeras experiencias, prueba con tus propios dedos, enfundate un guante de látex, lubricalo y a ver qué parece, si ves que te gusta, te recomiendo escoger algún modelo de plug anal con punta fina pero que se vaya ensanchando, los vas a poder encontrar de muy diversas formas y tamaños. Si eres hombre, entonces debería echar un vistazo a los estimuladores de próstata, es la nueva ola en cuanto a juguetes sexuales masculinos, y lo cierto es que pueden ser muy estimulantes.

Artículos relacionados

Alfred KinseyAlfred Kinsey

Poppers y problemas de visiónPoppers y problemas de visión

Condón femenino y sexo analCondón femenino y sexo anal

Joyas anales, decora tu anoJoyas anales, decora tu ano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>