Orgasmo femenino, maneras de conseguir un orgasmo con temblores

¿Sabías que pasar directamente a la penetración es la manera menos efectiva para hacer llegar a una mujer al orgasmo? Es cierto. Hombre y mujeres funcionan de manera diferente en lo que se refiere al sexo. Sin duda es más fácil estimular a un hombre para que llegue al orgasmo que a una mujer, ahora bien, cuando una mujer alcanza el clímax, ésta probablemente lo hace con mayor intensidad que el hombre.

El tema es que es difícil hacer que una mujer llegue al orgasmo simplemente con la penetración. De hecho más mujeres alcanzan el orgasmo por la autoestimulación que con el sexo. Si no te gusta nada esta idea, entonces probablemente te interese conocer algunas maneras de conseguir un orgasmo con temblores!, sigue leyendo y si eso toma nota.

Hombres y mujeres son diferentes porque los hombres puede alcanzar el orgasmo en casi cualquier situación. En cambio para ella es más sencillo si desarrolla un vinculo emocional o de confianza con el hombre con el que comparte esos momentos de intimidad. Por tanto, es importante asegurarse que la mujer está cómoda y satisfecha. Un polvo rápido de cuando en cuando está bien, pero como normal general te arriesgas a dejarla bastante insatisfecha en el plano sexual.

El primer secreto para darle un orgasmo es hacerle el amor de manera apasionada y no tratarla como un objeto sexual destinado a complacer tu lujuria – a menos que sea un rollo de una noche y no pienses volver a verle el pelo… pero aún así también está mal, uno siempre debe dejar alto el pabellón español! –. Curratelo un poco, si quieres desencadenar en ella un orgasmo que la haga temblar empieza por hacerla desear.

Besa para provocar, no beses por besar, ¿acaso no recuerdas aquella época de adolescente cuando deseabas por encima de cualquier cosa besar a aquella chica que tanto te gustaba? Qué diría ese adolescente de ti mismo si te ve besar sin pasión!? Probablemente un poco de vergüenza ajena y desaliento por un futuro tan descorazonador.

Besar puede resultar muy placentero y muy estimulante. Antes de pasar a hacer el amor, disfruta de algunos besos apasionados, juega con sus labios y su lengua, bésala despacio, tomaros vuestro tiempo y disfrutar. Si lo haces bien te aseguro que la puedes excitar mucho, hacerla desear y provocarla hasta que no podrá más y llegue al punto de desabrocharte ella misma los pantalones, introducir su mano y sacar tu pene para masturbarlo… amigo mio, si llegas a eso vas por buen camino – tampoco lo tomes como norma, a ver si vas a esperar siempre a lo mismo… –.

Estimula el clítoris, porque el clítoris es la clave, muchos hablan del punto G, pero luego añaden que no es fácil conseguir un orgasmo estimulándolo o que no todas las mujeres pueden… de hecho muchos médicos aseguran que ni siquiera existe, que la clave es el clítoris y todo lo demás es marear la perdiz.

La forma en que estimulas esta zona super erógena es realmente muy importante. Verás que cuando una mujer no está lo bastante excitada, que le toquen o estimulen el clítoris le puede resultar incómodo. El truco es darle estimulación indirecta al principio. Trata de deslizar tus dedos a cada lado de su clítoris, separar sus labios y acaricia su clítoris con el pulgar o de manera indirecta reteniéndolo entre tus dedos. A medida que se vaya excitado sentirás su respiración pesada y como se hincha la capucha del clítoris.

El ritmo del sexo, muchos hombres se equivocan al pensar que las mujeres tienen la misma sintonía con la velocidad y el ritmo del tacto de un hombre. Si quieres puedes alterar el la velocidad con la que la tocas y acaricias, pero mejor no alteres el ritmo, piensa que esto es como batir clara de huevo para hacer merengue… Empieza poco a poco, haz que se caliente, pero a medida que avanza el sexo no dudes en aumentar la velocidad, cuando está bien excitada y lubricada ella disfruta tanto como tú de una penetración más rápida e intensa que culmine en una ebullición orgásmica.

Depende de tu estilo, quizás no te gustan las velocidades y prefieres hacerlo tranquilo, bueno está bien también, cada uno es como es, lo importante es que ambos disfrutéis y que no haya demasiado cambio de ritmo para que cuando uno esté cerca del orgasmo el cambio de ritmo lo eche a perder… es frustrante!

Evita la tentadora rutina, muchos hombres simplemente recurren al misionero: un mete-saca directo, sin cambio alguno de velocidad, recto y hasta el fondo… y luego se preguntan por qué su pareja nunca alcanza el orgasmo. Da igual cuan profundo y cuan fuerte la penetres, es poco probable que la estimules lo suficiente como para que alcance el clímax. Una manera interesante de realizar la penetración es esta: en lugar de empujar hacia adentro sin más, realiza un movimiento de molienda, para ello utiliza tus caderas y describe un movimiento circular hacia delante o en horizontal. Esto funciona muy bien porque tu pubis se va a frotar con su clítoris mientras tu pene estimula su punto G – si lo se, hace un momento he dicho que lo mismo el punto G no existe, pero mira por probar que no quede, y en cualquier caso por esa zona pasan infinidad de terminaciones nerviosas –.

Quizás me he extendido demasiado, si eso toma nota, pero lo mejor es que dejes de pensar en lo bien que lo harás en la cama, céntrate en lo que ella siente cuando estáis en esos momentos íntimos. Cuando comiences a darte cuenta de que ella disfruta con lo que le haces, aumentarás tu autoconfianza y esto te ayudará en lo que la mayoría de los hombres falla: llevar a la mujer a una serie de orgasmos con temblores!.

Artículos relacionados

La píldora anticonceptiva para hombresLa píldora anticonceptiva para hombres

La tontería de la circuncisión rutinariaLa tontería de la circuncisión rutinaria

Verrugas genitalesVerrugas genitales

Khajuraho y sus esculturas eróticasKhajuraho y sus esculturas eróticas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>