Sexo en la ducha

Darse un baño erótico o una ducha en pareja puede ser de lo más excitante y estimulante, mucho más que esos geles de ducha y champús que parecen provocar orgasmos… sin embargo lo de tener sexo en la ducha puede no ser tan fácil como cabría pensar.

El sexo en la ducha puede ser muy divertido, y os puede permitir probar cosas nuevas, y diferentes posturas dependiendo del espacio que haya disponible y de dónde nos podamos apoyar (ver kit de ducha). Para que la experiencia sea lo más entretenida posible, ahí van algunos consejos.

Masajes jabonosos, el jabón no es la mejor opción para masajear los genitales, pero para el resto del cuerpo puede ser muy placentero. Usa un gel cremoso y nutritivo que te permita dar un masaje sensual y aromático. Frotaros el uno contra el otro, besaros y acariciaros aprovechando las propiedades deslizantes del jabón.

Lubricantes a base de silicona, como cuando se trata de hacer el amor en el agua, ésta en lugar de ayudar lo que hace es diluir la lubricación natural, por tanto se hace necesario echar mano de un buen lubricante que no se diluya fácilmente con el agua, para ello nada mejor que los lubricantes a base de silicona, tienen un textura más espesa que los lubricantes a base de agua, y son capaces de facilitar la penetración por mucha agua que se deslice por vuestra piel, además no hace falta usar mucha cantidad.

Juguetes eróticos acuáticos, como no podía ser de otra manera, también existen juguetes sexuales que podemos usar en la ducha y algunos que incluso podemos sumergir a modo de submarino del amor. Ya que vamos a jugar en la ducha, ¿por qué no incorporar unos juguetes? Además es buena idea porque podemos usarlos para aplicar el lubricante e iniciar la penetración.

Si tu vibrador no es acuático o está hecho de silicona puedes probar a ponerle un condón!, así será totalmente impermeable y podrás usar lubricante de silicona sin dañar la superficie del juguete. Si no tienes ningún juguete erótico, siempre puedes emplear el cabezal o duchador…

Sexo oral en la ducha, sin duda una opción muy interesante y la solución para todas aquellos hombres y mujeres que dicen que no soportan el olor del pene o la vagina de su pareja. No tienes más que enjuagarlo hasta que quede bien limpito, y luego puedes pasar a los juegos orales. Lo único a tener en cuenta con el sexo oral en la ducha es que no caiga agua directamente en la boca porque puede cortaste respirar o acabar tragando agua por la nariz, lo cual es bastante desagradable.

Lo divertido de tener sexo en la ducha es que te puedes explayar, por mucho que babees, por mucho que ella lubrique o aunque él se corra, el agua de la ducha se lo lleva todo. Por ejemplo, no es lo mismo que se corra en tu boca cuando estás en la cama, que dejarlo eyacular en la ducha donde tranquilamente te puedes enjuagar la boca… En cualquier caso, si lo tomas como un juego preliminar está bien también ya que de ahí podemos pasar a la cama y jugar con cualquier parte del cuerpo sin temor a olores o sabores extraños.

Artículos relacionados

Dar placer en los pechosDar placer en los pechos

Ideas sensuales para San ValentínIdeas sensuales para San Valentín

Practicar bondagePracticar bondage

Fantasías sexuales de mujeresFantasías sexuales de mujeres

Un pensamiento en “Sexo en la ducha

  1. Si tus juguestes no son impermeables… llego la hora de renovar!!! hay muchas opciones en tienda y disfrutar en el nombre del juego. Para nosotras cada dia encuentro “cada cosa”!!
    picos
    Ana Maria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>