Vaginismo o miedo a la penetración

El vaginismo es un trastorno sexual que afecta a la mujer en mayor o menor intensidad provocando desde una leve tensión muscular hasta una contracción de los músculos que rodean la vagina que impide la penetración. Por si solo, el vaginismo no provoca dolor, pero al forzar la penetración si podemos provocar dolor y mucho, así como algún tipo de lesión e incluso sangrado.

El vaginismo resulta bastante frustrante para la mujer que lo padece y puede provocar que una mujer pase de los 20, 25, los 30 e incluso más sin perder la virginidad, o sin disfrutar de la penetración completa aunque lo desee y aunque exista la excitación sexual.

Miedo a la penetración

El vaginismo lo podríamos resumir como el miedo a la penetración, aunque realmente puede venir derivado de otros miedos como el hecho de perder la virginidad y decepcionar a los padres, el miedo a quedar embarazada, el miedo al dolor, el miedo a contraer algún tipo de infección de transmisión sexual, etc.

El vaginismo puede ser fruto de una educación sexual basada en el miedo y con frecuencia la sufren mujeres que muestran una actitud negativa ante el sexo. El que una joven reciba mala información acerca de las relaciones sexuales, el transmitirle prejuicios, tabúes y sentimientos negativos lo único que consigue es perjudicar su vida sexual.

No obstante, el vaginismo también lo sufren mujeres que por desgracia han pasado por malas experiencias tales como agresiones sexuales, violación, abusos sexuales, etc..

Este miedo a la penetración les provoca tensión y se puede generar un circulo vicioso, ya que la mujer siente miedo, se tensa, contrae sus músculos y si se fuerza la penetración se genera más dolor que reafirma la conducta. Por tanto para tratar el vaginismo no sirve forzar, así sólo conseguimos provocar más dolor y agudizar el problema.

Si quieres darle solución a este miedo a la penetración puedes seguir leyendo Tratamiento para el vaginismo.

Artículos relacionados

Eyaculación femenina o squirtingEyaculación femenina o squirting

Sexualidad en la tercera edadSexualidad en la tercera edad

Fantasías sexuales: la violaciónFantasías sexuales: la violación

Cuatro posturas para lesbianasCuatro posturas para lesbianas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>